Historia

En el año 1900 se retiró de la empresa de Holešovice Lokesch junto a su hijo, el mecánico Hynek Puc, y fundó en Holešovice su propio taller para la fabricación de placas de estantes, chinchetas de metal y adornos para árboles de Navidad.

En julio de 1902 se sumó el Sr. Jindřich Waldes, excomerciante viajero de la fábrica de Lokesch, fundando juntos la sociedad comercial pública. La empresa fabricaba pequeños productos metálicos. En el taller trabajaba también un obrero y un aprendiz. A finales de ese mismo año, los socios trasladaron la producción a los edificios alquilados de una fábrica de velas en Karlín. En aquel entonces se unió a la compañía el tercer socio-comerciante, Eduard Merzinger, quien ingresó en la empresa un capital de 20 mil coronas austríacas que había ganado en la lotería.

El principal artículo de fabricación de este pequeño taller fue un botón de presión muy moderno, y es justamente gracias a él que la empresa Waldes y asociados tuvo un auge casi vertiginoso. El botón de presión era fabricado por los competidores por medio de un proceso complicado en el que predominaban operaciones manuales. Gracias a la máquina automática diseñada por Hynke Punc en el año 1903, el montaje manual del botón de presión por medio de pinzas fue sustituido por la introducción mecánica del muelle en la parte de resortes del botón, lo que facilitó un aumento de la producción sin precedentes. La producción creció en una medida tan grande que después de tres años desde el comienzo de la fabricación de broches de presión, los espacios existentes no alcanzaban, siendo necesario en abril de 1907 trasladar la producción a una nueva fábrica construida en Vršovice. Para esa época era una solución avanzada: salas altas y bien ventiladas, cabinas para hombres y mujeres, baños, biblioteca, gimnasio y en los alrededores de la fábrica un pequeño parque con bancos y diferentes aparatos de gimnasia. Con la modernización de la fábrica creció también el ritmo de producción, y esto gracias a instrumentos y máquinas especiales cada vez más perfectas que la empresa diseñaba y fabricaba por sí misma, y que técnicamente la colocaban a la cabeza de los fabricantes de artículos metálicos ligeros. El nivel avanzado del diseño de estas máquinas lo demuestra, entre otros, la máquina automática de carga. Esta máquina, después de realizarle algunos pequeños retoques que no sean de carácter trascendental, puede cumplir aún hoy con los requerimientos más exigentes y lo mismo se puede decir sobre una serie de instrumentos avanzados, cuyo diseño no ha sido superado por el progreso de muchas décadas.

El comerciante Jindřich Waldes llamó al botón de presión; KOH-I-NOOR – según supuestamente el diamante más grande del mundo que pesaba más de 186 quilates. Una antigua leyenda cuenta que la piedra preciosa del mismo nombre fue colocada en el ojo de un dios de la India antigua. Cuando los conquistadores persas de la India vieron por primera vez la piedra contra el sol dijeron “KOH-I-NOOR” (en checo “la montaña de la luz”). De ahí pues viene su nombre. Después de muchas aventuras relacionadas con asesinatos, torturas y encarcelamientos de sus propietarios, la piedra fue regalada a la Reina Victoria. El diamante fue rectificado en la joyería real (su peso bajó a 106 quilates) y está colocado en la corona de la reina inglesa.

La denominación del botón de presión fue uno de los lances empresariales y estratégicos del señor Waldes.

La estampa del botón de presión con las letras K-I-N estampadas fue usado como marca comercial con la cual la empresa se expandió a mercados extranjeros (fundación de las sucursales en Dresden – en 1904, Varsovia – en 1908, París – en 1911, Nueva York . en 1912). Precisamente para la campaña de publicidad en Estados Unidos fue que nació el logotipo mundialmente conocido de la empresa “MISS KIN” – la imagen de la muchacha con el botón de presión KOH-I-NOOR en lugar del ojo. Se dice que el surgimiento del logotipo se produjo a bordo del barco transatlántico que navegaba a los Estados Unidos de América, cuando a uno de los pasajeros, estando de buen humor, se le ocurrió ponerse en el ojo izquierdo una muestra de propaganda del botón de presión agrandado, en vez del monóculo. Este alarde pícaro sirvió a Waldes de inspiración inmediata, le tomó una fotografía a la muchacha, y sus amigos, el pintor František Kupka y Vojtěch Preissig, hicieron que MISS KIN se transformase en el nuevo logotipo.

La prosperidad de la empresa Waldes y cía. fue interrumpida por la ocupación alemana en el año 1939, en esta época la fábrica cambió de nombre a KOH-I-NOOR de acuerdo a su producto principal.

El ascenso de la compañía se interrumpió por la ocupación y la "arianización" de la propiedad judía en el año 1939. La gerencia fue tomada por "Treuhänder" (Administrador). La fábrica en Praga fue aprovechada para la maquinaria imperial de la guerra, pero en el personal ardió la resistencia contra los ocupantes. Hubo acciones de sabotaje en 1940, un incendio destruyó la parte superior de los talleres mecánicos de edificios.

En mayo de 1945, se hizo cargo de la planta el Comité Revolucionario, gestionado en la ilegalidad, en octubre del mismo año, la compañía fue nacionalizada. Durante los próximos dos años se integraron con otras plantas nacionalizadas en la región fronteriza. A finales del año 1948 Koh-i-noor tenía plantas de industria del metal unidas, y la empresa nacional Praha, en total 45 plantas de producción.

A pesar de las circunstancias desfavorables con los que la empresa se enfrentó (como la típica representante de la producción de la industria ligera, podía contar con los fondos de desarrollo del presupuesto estatal) siguió desarrollándose y año tras año aumentó el volumen de la producción. La exportación de sus productos se dirigió hacia 80 países del mundo. En ese momento pertenecieron a la planta básica en Praga tres fábricas sucursales en "Budyně nad Ohří","Mladá Vožice" y en "Kadaň". La empresa nacional Koh-i-noor fue uno de los fabricantes más grandes de la ingeniería de bienes de consumo de la posguerra en Checoslovaquia. 

La planta básica de la empresa KOH-I-NOOR en Praga se convirtió en la sucesora directa de la empresa Waldes y cía. En el área de esta planta se creó también una planta tecnológica, que garantizó la producción de máquinas y equipos, herramientas, plantillas y moldes no sólo para sus propias necesidades, sino también para los contratos externos. A la empresa nacional Koh-i-noor fue en 1967 entregado el premio al REGLAMENTO DEL TRABAJO con los más altos honores y en el mismo año la compañía recibió el primero premio de la paz en la República Checoslovaca.

Después del año 1980 la compañía KOH-I-NOOR tropezó con serios problemas de organización y de producción, que se relacionaban con la restricción de fuentes de materiales, la disminución del estado de trabajadores y el esfuerzo de producción para la última categoría de venta. Entre las metas principales de desarrollo de la empresa pertenecían la modernización continua de las bases de producción, la profundización del impacto de los avances tecnológicos en todas las áreas del negocio – especialmente en la reducción de la mano de obra y materiales y el consumo de energía y la innovación del programa de producción. Después del año 1985, se destinados a la empresa Koh-i-noor carreras individuales diseñadas para nuevos programas de producción.